Tradiciones y Supersticiones en las Bodas




Un día me propusieron que hiciera un artículo para un periódico sobre Tradiciones y Supersticiones. Entonces, pensé que sería fácil recopilarlas todas, pero me equivoqué!
Lo primero que hice...buscar en google (como no!) y me encontré con un montón de datos, información, tradiciones de todo tipo, supersticiones a más no poder!! La tarea de recopilar, ordenar y redactar me llevó varios días hasta que al final comenzó a dar forma lo que a continuación está escrito.
Para los que se atrevan a leerlo, espero que os guste!!!

Al hablar de Boda, es irremediable pensar en todos los rituales que conlleva ésta palabra. Por eso, empezaré diciendo que si, por alguna de aquellas, en algún momento de vuestras vidas os han barrido los pies, sintiéndolo mucho no podréis casaros nunca o en mucho tiempo. Por el contrario, si se te ha caído un cuchillo y un tenedor al mismo tiempo, es que hay una Boda cercana. Si por casualidad es la vuestra o la de alguien cercano pensaremos muy seriamente en todas las recomendaciones tradiciones, mitos, leyendas y sobre todo…supersticiones.
Por los tiempos que corren no se nos ocurrirá casarnos en Enero ya que es sinónimo de problemas económicos durante todo el matrimonio.

También recalcar que como dice el refrán: “En trece y martes, ni te cases ni te embarques” así que recomiendo que elijáis un número capicúa ya que trae buena suerte.


A la hora de elegir el vestido de novia, tendremos en cuenta que sea Blanco ya que se asocia a la inocencia y virginidad y eliminaremos el amarillo que se asocia a los celos y el verde que trae a las envidias.

Ah! que tenga velo ya que es símbolo de juventud, pureza y para protegernos del mal de ojo, del mal y de los celos.

Si no queremos pasarnos nuestro matrimonio llorando, descartaremos las perlas en nuestros complementos y joyas ya que simbolizan llanto en la vida de Casados.

Jamás desveles el vestido a tu pareja, debe de ser un secreto hasta el día de la Boda. Si estás pensando en diseñar y coser tu propio vestido, olvídate. Haz caso a los consejos de las abuelas “la novia no debe tener nada que ver con la confección de su vestido. Y probablemente tenían razón, ya que la novia terminaría estresada, cansada, angustiada. Mejor dejar éste tema a un diseñador y seguir preocupándonos por lo que tenemos que hacer para obtener el amor eterno. Eso sí, comentarle que no se le olvide coser una moneda de Oro o Plata en el dobladillo del vestido para atraer el ansiado dinero a la familia.

Cuando se vaya acercando el día de la Boda habrá que acordarse de pedir lo más típico; Algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo azul.

Le pediremos a nuestra familia algo viejo, una joya o reliquia por la conexión de nuestro pasado. Alguien deberá regalarnos algo nuevo para simbolizar la nueva vida que nos espera. Para lo prestado, alguna amiga o familiar tendrá que dejarnos algo que llevó el día de su boda para que nos transmita la ventura de su matrimonio y por último, lo azul simboliza la fidelidad.

Si deseáis que el refrán, "Feliz es la novia que brilla bajo el sol", se cumpla, no deberéis comer directamente en una olla, deberéis rezarle a Santa Clara o hacer caso a lo que anteriormente he dicho, elegir un día capicúa o directamente hacerlo todo.

Vale, ya ha llegado el gran día, si pensáis que todo esto ya ha acabado, estáis equivocados, ¡ahora empieza lo mejor!

Si uno ya vive en pareja, la noche anterior a la boda, cada uno debéis pasarla en otro lugar, nunca bajo el mismo techo.

Cuando comencemos a vestirnos tendremos en cuenta no mirarnos al espejo y si por alguna de aquellas se va la luz, ni pensar en encender una vela y ponerla al lado de un espejo.

Para las que tengan fobias a los arácnidos ya podéis cambiar de opinión porque si os encontráis una tejiendo su telaraña en el vestido o cerca de él, os traerá un futuro económicamente esperanzador.



Los zapatos también tienen sus supersticiones, y es que, los nuevos equivalen a zapatos sin adaptar ni amoldar a nuestros pies, con lo que podría incomodarnos tanto al novio como a la novia durante la boda. Así que, me veo en pijama y con tacones por casa.

Para empezar a calzarnos lo haremos por el pie derecho y, si aparte, tienes alguna amiga que quieras que se case, basta con escribir su nombre en un papel y depositarlo dentro del mismo zapato, eso si, siempre con su consentimiento, claro está…

Bueno, ya estamos con lo nuevo, lo viejo, lo prestado, el papel en el zapato… si por alguna de aquellas tenemos gato, metedlo en una habitación no sea que le pisemos la cola y nos traiga mala suerte en el último momento y ¡acabemos el día sin boda!

Antes de salir de casa tendremos que coger un pañuelito a conjunto con el vestido, (esto por consejo estético), ya que “mujer previsora vale por dos” y porque antes de que el novio nos bese, se derramarán algunas lagrimitas y según una vieja superstición, estas gotas antes de la boda, predicen que no volverás a hacerlo el resto de tu vida.
Nuestras damas harán un papel muy especial y tendrán la gran responsabilidad de portar los anillos y las arras, símbolos de la eternidad y fidelidad. Habrá que recalcar en la importancia de la pérdida u olvido de los anillos, caso qué, será señal de mal augurio en el matrimonio.

Ya hemos llegado al lugar de la celebración, asegúrate de nuevo que el novio no te ve hasta que estés dentro de la Iglesia o del lugar de la ceremonia, si no, ya sabes.

Otra cosa muy importante y que creo que después de leerlo, se quedará en la mente, como a mí me ha quedado y lo tendré en cuenta cuando tenga que estar en ésta situación, es fijarse en la corbata del novio: Si está torcida, ¡el novio será infiel! Lo que faltaba... Esta insignificancia no debe influir en la decisión que hemos tomado, ya que puede ser resultado de la rapidez, los nervios o simplemente de la casualidad de que la dichosa corbata, ¡esté de ese modo!


Como dato Romántico, el anillo es colocado en el dedo anular porque se creía que la vena que pasa por ese dedo, iba directamente al corazón, símbolo del amor más sincero y eterno.
Nos sentaremos a la izquierda de nuestra pareja en el altar. Esta práctica se remonta a las costumbres ancestrales, ya que cuando la novia era secuestrada, se temía que los familiares de ésta vinieran a rescatarla, con lo que el novio debía tener la mano derecha libre por si tenía que empuñar la espada. Menos mal que estamos en el siglo XXI y la historia ha cambiado bastante.

Por si fuera poco después de la incertidumbre de la corbata, los invitados deben tirar arroz para atraer a la descendencia y, ya puestos, que tiren también pétalos de rosa por que nos traerá pureza en nuestra unión matrimonial.

Cuando cojamos el coche de novios, miraremos que haya latas enganchadas en la parte trasera del coche y previamente avisaremos a nuestros invitados y familiares que toquen el claxon durante el recorrido al banquete para ahuyentar a los malos espíritus y las malas vibraciones.


Tras degustar muy poco la comida, por los nervios de la preparación de todos los detalles y estar pendiente de que todo salga perfecto, es hora de cortar la tarta. Aquí la Novia es la primera en cortarla, ya que los romanos cortaban en la cabeza de la novia un pan redondo simbolizando nuevamente la fertilidad y la larga vida. Hoy en día esto hubiera sido tema de debate en las peluquerías.

¿Qué hacemos con el ramo? Las novias Francesas del siglo XIV tras sufrir la persecución de sus invitados que querían quitarle la ansiada liga por que “trae suerte” empezaron a tirar las ligas voluntariamente. De ahí, que en el paso del tiempo, tras tirar también zapatos, se haya acabado tirando el típico ramo.

Con el ramo podemos hacer varias cosas; O bien tirarlo hacia atrás con las amigas casaderas la cual a la que le caiga será la próxima en casarse o directamente ofrecérselo a las amigas que tienen pareja y que todavía no tienen pensado casarse.

Y por último si hemos efectuado todo lo dicho para tener una vida amorosa sin envidias, sin celos, con fertilidad etc… Lo mejor será que el recién Marido coja en brazos a su reciente mujer para evitar un tropiezo con su consiguiente caída a última hora y traiga la mala suerte.


Pdta.: A los Recién Casados, no os olvidéis de tirar los alfileres que sujetaban algo en el vestido de la novia, ya que también trae mala suerte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...