¿Como saber si es una verdadera wedding planner?






Cuando se toma la decisión de dar el "sí quiero", es a los pocos días cuando comienza la verdadera aventura de encontrar todo aquello que imaginamos y queremos tener el día de la Boda.
Pocas son las parejas que tienen tiempo para dedicarles a todos esos preparativos importantes, citas, búsqueda de espacios...etc, o lo que es peor, no saben por donde empezar.
Por eso cada vez más se recurre a la contratación de un organizador de eventos o wedding planner.
La mala experiencia de la mayoría de las parejas que han contactado con empresas que ofrecen éste servicio hacen que me decida a informar a los novios sobre en qué fijarse a la hora de contratar a una verdadera wedding planner.
El concepto de Wedding planner viene de Estados Unidos. Allí es una profesión reconocida y es algo de lo más normal contratar a un profesional para que diseñe, organice y supervise los detalles que conlleva una boda para que nada falte.
En España, ésta profesión poco a poco se está dando a conocer y comienza a proliferar, pero se desconoce la verdadera finalidad y las ventajas que trae contratar éste servicio.

Muchas empresas de organización de eventos ofrecen la posibilidad de organizar íntegramente el día más importante de vuestras vidas asignando una persona de contacto que se hace llamar wedding planer u organizador/ra de bodas que ofrece su asesoramiento de forma gratuita y la búsqueda de todos aquellos profesionales sin ningún coste adicional.

Pues bien, éstas empresas que supuestamente seleccionan a los mejores profesionales y espacios únicos, lo que realmente hacen es ofrecer aquellos servicios que les aportan las más altas comisiones por llevarles clientes y promocionar sus servicios y por eso no cobran sus honorarios.

Pero no es sólo eso lo que a mí me preocupa, sino, que los que trabajan en éstas empresas no tienen experiencia ni han tenido relación anterior en la organización de bodas. Son personas que cubren un puesto de trabajo y ofrecen a todos los novios los mismos servicios sin distinción. 

Desgraciadamente, son fábricas de hacer bodas en cadena.
Éstas empresas no hacen más que desprestigiar la profesión de los que somos verdaderos wedding planner y lo que es peor, que si ocurre un imprevisto u ocurre algún error, nadie se va hacer responsable de los posibles problemas que surjan.

Los novios que toman la decisión de contratar éste servicio deben saber en quién van a depositar esa confianza y la responsabilidad de organizar ésta celebración tan importante.

Debe ser una sola persona la que diseñe y seleccione junto a los novios todos los servicios y detalles, con una visión creativa y abierta para adaptarse a las propuestas de cada pareja, con muchos años de experiencia y conocimiento pleno en todo el sector que rodea el mundo de las bodas.

Opino, que cada boda tiene que ser única, tiene que ser a medida de cada pareja, tiene que ser personalizada y respetando los gustos y preferencias de los novios. También la wedding planner debe tener una opinión objetiva sobre los servicios que se ofrecen y asesorar a los novios sobre las ventajas e inconvenientes de sus decisiones.

Los novios deben pedir por escrito todos aquellos servicios que se van a ofrecer y tendrán que estar detallados así como el contrato que se firme por ambas partes. Sólo así se podrá reclamar en el caso de que algo falle.

Una wedding planner tiene una esencia única e intransferible, por eso es importante pedir imágenes de los trabajos ya realizados y asegurarse de que éstos han sido realmente realizados por ellos mismos, ya que algunas empresas se dedican a coger ideas y copiar fotos de otras páginas web para venderlas como suyas.

Los novios deberán conocer de primera mano a los proveedores para que esos profesionales puedan presentar correctamente su trabajo y evitar posibles problemas de comunicación.

Una verdadera wedding planner no sólo se limita a dar a conocer sus conocimientos y contactos profesionales a sus novios, sino, que tiene que implicarse y conocer a fondo las necesidades de cada pareja, ofrecerles apoyo moral en los momento difíciles y ayudar en lo que sea necesario cuando todo se complica como por ejemplo, estar pendiente de las citas con los proveedores, ir a recoger el vestido de la novia, los anillos, el ramo y sobre todo mantener a los novios informados en todo momento para que nada se les olvide.

Un vez se encuentra a la wedding planner adecuada, muchas parejas no se arrepienten de contratar este servicio, solamente por la tranquilidad de saber que una persona gestiona todos aquellos detalles que se pueden escapar y que se puede confiar en alguien que está acostumbrado a todas esas presiones de última hora.
Invito a que todos los novios conozcan éste práctico servicio que ahorra tiempo y dinero tanto en desplazamientos como en la búsqueda de todos aquellos servicios necesarios y en la personalización de los pequeños detalles, para que no falte nada en el día de la Boda.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...